Pasto Dichondra Repens

$4.490

Aporta gran belleza al jardín, crecimiento rastrero, de baja altura, color verde intenso durante todo el año.

Agotado

Categoría:

Descripción

Si vas a plantar Dichondra repens como sustitutivo del césped tradicional, lo mejor sería hacerlo en zonas de sombra.

Es verdad que la oreja de ratón es una planta que se adapta bien a cualquier entorno, pero prefiere los ambientes húmedos y sombreados.

Esto no quiere decir que no puedas plantar Dichondra repens al sol. Es totalmente posible, pero hay que cuidar más la zona: no pisarla demasiado, regarla bien, evitar charcos que ocasionen pudriciones, etc.

La plantación de Dichondra repens no difiere mucho de la siembra céspedes de gramíneas.

Quizá la única diferencia inicial es que los pasos previos, como la limpieza del terreno, deben ser mucho más profundos: labrar el suelo a conciencia, quitar malas hierbas y parásitos, abonar, etc.

En cuanto al calendario de siembra, se aconseja plantar la oreja de ratón entre finales de la primavera y mediados del otoño (entre mayo y octubre aproximadamente).

Como ya hemos visto, su ritmo de crecimiento no es apto para personas con poca paciencia, ya que las semillas pueden tardar hasta unas 16 semanas en crecer (aunque puedes recurrir a plugs y bandejas para trasplantar).

Si se ha realizado una limpieza previa del terreno, lo normal es que no haya problemas de malas hierbas durante la etapa de crecimiento, pero pueden aparecer.

En ese caso, lo mejor es segar (aunque retrase el crecimiento) y regar menos. De esta forma, le quitamos agua a las malas hierbas sin molestar a la Dichondra repens, que soporta bastante bien las escasez de agua.

×